Problemas de erección: ¿uso de medicamentos, inyecciones o cirugía?

Los problemas de erección son más comunes de lo que pensamos. La disfunción eréctil de gravedad variable puede variar de leve a grave y afecta no solo a los ancianos, sino también a los hombres jóvenes. Sucede que el miedo o la vergüenza de hablar de ello hace que muchos hombres se escondan. Los prejuicios y la falta de información sobre el gran potencial curativo que conlleva el tratamiento ponen en peligro su vida sexual y por tanto su vida social.

Caracterizada por la dificultad de obtener y/o mantener una erección peneana adecuada y suficiente para una actividad sexual satisfactoria (desde la penetración hasta la eyaculación), la disfunción eréctil puede tener tanto causas psicológicas, como ansiedad, estrés, depresión, entre otras, como físicas. , como problemas hormonales, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer de próstata, uso excesivo de alcohol y otras drogas que interfieren con el funcionamiento normal de su organismo.

La búsqueda de un tratamiento adecuado comienza con una consulta médica especializada, que indicará las pruebas necesarias para identificar los principales factores que conducirán a la solución del problema. Dependiendo de la situación, el tratamiento puede basarse en medicamentos, inyecciones o implantación de una prótesis de pene. ¿Quieres conocer las características y diferencias de cada uno de ellos? ¡Sigue leyendo este post que te voy a explicar!

Tratar la disfunción con medicamentos

Los medicamentos utilizados para controlar la disfunción eréctil contienen principios activos que favorecen la circulación sanguínea en los cuerpos cavernosos del pene y, por lo tanto, provocan una erección cuando se estimulan sexualmente. Hay varias opciones disponibles en el mercado, pero lo mejor es obtener una receta.

Debe recordarse que estos remedios no abordan la causa subyacente de la disfunción eréctil y, por esta razón, funcionan más como un tratamiento paliativo, generalmente cuando el problema de erección comienza y es de leve a moderado. El efecto suele durar unas tres horas ante la presencia de un estímulo erótico, y el medicamento debe tomarse inmediatamente antes de la relación sexual, ya que tarda unos 30 minutos en entrar en el torrente sanguíneo. Sin proporcionar un efecto terapéutico, eventualmente pueden perder su fuerza y ​​no brindar resultados satisfactorios.

Sin embargo, el uso de estimulantes de la erección está asociado con algunos efectos secundarios, como congestión nasal, dolor de cabeza y enrojecimiento facial. No todo el mundo pasa por esto, pero es común. En pacientes mayores, los medicamentos o la terapia de reemplazo de testosterona para mejorar las erecciones aún pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata. Cabe recordar que su uso debe ser vigilado y no está indicado en pacientes con problemas cardíacos o que desarrollen disfunción eréctil por enfermedades como diabetes, obesidad, cardiopatías, problemas circulatorios, hipertensión arterial y fibrosis interna del pene, una de las principales causas de la enfermedad de Peyronie.

Tratamiento de la disfunción con inyecciones.

Además de los medicamentos que se toman por vía oral, también se pueden administrar por inyección. La diferencia es que las inyecciones tienen un efecto inmediato, ya que el principio activo es rápidamente absorbido por el organismo. A pesar de los resultados inmediatos, hay pacientes a los que no les gusta este tipo de tratamiento por varias razones.

Para empezar, es necesario tener ya cierta habilidad en el uso de inyecciones y familiaridad con la aguja, ya que el procedimiento debe realizarse en el momento de la relación sexual. Para algunos, esto puede ser motivo de vergüenza, dependiendo del nivel de intimidad que tenga con su pareja, además de interrumpir el desarrollo de las relaciones sexuales.

Otra desventaja de la inyección es que debe ser una dosis específica, lo que puede causar que no funcione la primera vez que se usa, especialmente si el paciente tiene un grado de disfunción eréctil severa. Además, su uso continuado puede dar lugar a cálculos o fibrosis en el pene, que provocan otras complicaciones además de la disfunción eréctil, como la enfermedad de Peyronie.

Si desea considerar una inyección como método para controlar su disfunción eréctil, piense en los pros y los contras y asegúrese de consultar con su médico para averiguarlo. orden y condiciones. Recuerde que, al igual que los medicamentos, las inyecciones actúan como cuidados paliativos y pueden perder su efecto con el tiempo.

Tratamiento final con prótesis de pene

Si has llegado hasta aquí, te debes estar preguntando ¿cuál es el tratamiento definitivo para la disfunción eréctil, ya que el uso de fármacos e inyecciones pueden perder su efecto con el tiempo? La respuesta que algunos temen y otros no saben es un implante de prótesis de pene.

Muchos temen que necesitarán un procedimiento quirúrgico y creen que afectará la sensibilidad y la funcionalidad del pene. Pero la realidad es que la prótesis no sólo devuelve de forma permanente la rigidez y la salud del pene, sino que también le devuelve la confianza en sí mismo, la posibilidad de retomar la actividad sexual y evita la exacerbación de otras enfermedades provocadas por la mala calidad de la erección, además de la ausencia de efectos secundarios. para la salud de los hombres.

El primer paso para realizar este procedimiento es concertar una cita con un urólogo que, mediante una ecografía de erección inducida a todo color, determinará la causa real de la disfunción eréctil y evaluará la estructura interna del pene para la correcta instalación de la prótesis. A continuación te explicará los tipos de prótesis dentales que hay en el mercado así como las características de cada una. De esta manera, juntos podrán llegar a una solución final y satisfactoria.

Disfunción eréctil y reducción del pene

Además de los problemas de erección, la disfunción eréctil también puede tener consecuencias en la anatomía del pene, como la reducción del tamaño del pene o su adelgazamiento. Estas condiciones se pueden resolver con la misma cirugía de implante de prótesis que se realiza con la Técnica Egipcia. Para eliminar varias formas de disfunción eréctil, Cialis es ideal, siempre puedes comprar Cialis en el Dnieper .

En una sola operación, este método implanta una prótesis y alinea la elasticidad de los tejidos del pene en base a principios geométricos para estirar y restaurar el máximo tamaño y diámetro posible hasta el límite máximo de los nervios, vasos y uretra. Esto brinda más satisfacción a los pacientes, ya que a los hombres rara vez les va bien con la reducción del pene.

Ahora que conoces los posibles tratamientos para la disfunción eréctil, ¿qué tal tu condición e iniciar una conversación que te devuelva la vida sexual?